El Intropodcast

Episodio #3 | Toma de decisiones como emprendedor en base a tres preguntas.

En este episodio de El Intropodcast vamos a hablar de la toma de decisiones.

Por supuesto, cuanto más importante sea la decisión, más deberemos tirar del hilo en cada una de esas preguntas y, probablemente, deberemos aumentar los pasos para poder tomar una decisión correcta.

Pero me parece que las respuestas a estas tres preguntas son un requisito mínimo que deberíamos cumplir en cualquier negocio que queramos emprender, en cualquier proyecto que queramos llevar a cabo dentro de nuestro negocio o en cualquier servicio que queramos ofrecer.

Hablamos de esto y más en el episodio #3, que puedes escuchar aquí:

¿Eres más de leer? Aquí tienes una transcripción del episodio:

Historia para introducir la idea del episodio

Hoy comienzo con una historia, basada en una película, pero que bien podría haber sido una historia real.

Porsche Crystal es una niña mimada, hija del dueño de un teatro bastante prestigioso.

No voy a entrar en detalles, pero una pequeña compañía que triunfa con un musical en su localidad, consigue actuar en dicho teatro con un nuevo espectáculo.

No es difícil imaginarse a todo el elenco dando saltos de alegría, porque van a actuar en un teatro donde se han representado los mejores musicales del país.

Es como pasar de un renault clio de 20 años a un ferrari.

Como pasar de dar talleres en la asociación de vecinos de tu barrio a dar conferencias multitudinarias por todo el mundo.

Como pasar de que tu madre sea la única que ha visitado tu web, y porque le has puesto la tablet en las narices y no le ha quedado más remedio, a que tengas una lista inacabable de formularios rellenados por posibles clientes.

Es un salto cuántico.

Además, van a disponer de un decorado y de un cuerpo de baile profesionales.

Ya te digo, están viviendo un sueño.

¿Qué puede salir mal?

Pues que Porsche quiere actuar en el musical.

Y no con un papel secundario, no.

Quiere el papel protagonista.

Ya he dicho que era una niña mimada a la que su padre le concede todos los caprichos. Así que su participación se convierte en condición indispensable para que puedan estrenar el espectáculo en su teatro.

Empezamos mal.

Pero sigue siendo una gran oportunidad, así que continúan.

En el primer ensayo, Porsche empieza a cantar y, oye, será una niña mimada, pero la verdad es que es muy buena. 

Canta y expresa con el cuerpo estupendamente.

Parece que esto puede salir bien.

Pero entonces… Porsche empieza a hablar.

En su papel, protagonista, hay partes cantadas y partes habladas, claro.

El director la mira boquiabierto y todos dejan lo que estaban haciendo para escucharla y evitan mirar al director.

Buff, Madre mía…

Ni el Terminator T-800 cuando era malo en la primera película, hablaba con tan poca emoción.

Ni el tic tac de las manecillas de un reloj suena tan monótono como la voz de Porsche en ese momento.

Esto es un desastre, ¿qué van a hacer ahora?

Si Porsche continúa, el espectáculo va a ser un fracaso, porque la parte que no es cantada la hace fatal.

Y si no continúa, es directamente no habrá espectáculo. A estas alturas ya saben que el padre de Porsche es capaz de echarles y de mucho más.

Finalmente, tras unos cuantos pucheros por parte de Porsche, que ya no es una niña, pero que a veces se comporta como tal, la pasan a un papel secundario en el que canta una canción ella sola, con lo cual tiene un cierto protagonismo, pero en el que no tiene que hablar.

Un papel que borda.

Con estos cambios, en el que cada uno hace lo que le gusta y lo que se le da bien, el espectáculo es un rotundo éxito, porque están dando al público lo que quiere.

Y esta es precisamente la idea del episodio de hoy.

Tres preguntas para ayudarte a tomar decisiones

El negocio que emprendas, a lo que te dediques, debería ser algo que te guste, que se te de bien y que la gente lo quiera, que esté dispuesta a pagar por ello, que haya mercado. Pero no sólo el negocio en sí, cualquier proyecto que empieces relacionado con tu emprendimiento, cualquier nuevo servicio que quieras ofrecer, debería pasar por este filtro, debería cumplir las tres condiciones. 

Tres círculos que se solapan: el círculo de lo que te gusta, el círculo de lo que se te da bien, el círculo de lo que se necesita. La intersección de los círculos está en otro color y pone ¡A por esto!

Por qué es importante que cumplas las tres condiciones

Vamos a ver lo que pasa si una de ellas falla:

  • Si te gusta y la gente lo quiere, pero no se te da bien, te pasará como a Porsche, que el resultado no convencerá a nadie, no te verán fiable y no te comprarán. Con lo cual no hay negocio.
  • Si se te da algo bien y además te gusta, pero la gente no lo necesita ni está dispuesta a pagar por ello, pues… me alegro de que tengas un hobby, oye. No sé, si te gusta y se te da bien caminar con las manos, pues igual pillas a algún despistado que te pague por verlo, pero en general, no creo que te sirva de mucho más allá de entrar en el libro Guinnes de los Récords.
  • Por último, si se te da bien y la gente lo quiere, pero no te gusta, acabarás quemándote. Esto es lo que le pasó a Olaia, tal como nos contó al principio del episodio anterior. También le pasó a una clienta que, por casualidades de la vida, entró en la banca, no le gustaba nada, pero mira, se le daba bien e iba subiendo de puestos. Y te cuento estos dos casos porque en estas situaciones en las que a ojos de los demás les va muy bien, que tienen un buen sueldo y están en puestos de responsabilidad, sienten una gran insatisfacción porque no les gusta, pero al mismo tiempo, están tan bien considerados, que ¿cómo van a dejarlo? Por supuesto se puede, pero es una decisión muy difícil.

Como ves, en las tres opciones falta uno de los requisitos y en todas hay problemas. En las dos primeras no hay dinero, por tanto no hay negocio. En la última sí hay negocio, pero hay una gran insatisfacción.

Así que, si eres de los que estás pensando en emprender o ya lo has hecho pero estás en alguno de los grupos anteriores , ya sabes qué tienes que preguntarte antes de continuar.

Sí que quiero añadir que, para mí, en el “qué me gusta” va implícito que es algo que está alineado conmigo y que para mí es importante.

Estas tres condiciones no solo sirven para descubrir tu talento

Realmente, las respuestas a esas tres preguntas forman lo que se conoce como el triángulo vocacional, que usan algunos coaches como herramienta cuándo tú quieres saber cómo descubrir tu talento.

Te lo digo a título informativo, pero ya sabes que yo no soy coach y por eso no uso ese nombre y tampoco creo que sirva sólo para la vocación o el talento. Si esto es lo que te interesa, profundizamos más en el episodio anterior, donde hablamos con una experta.

Como digo, para mí, esto de lo que hablamos hoy, no es sólo para nuevos negocios, también sirve para nuevos proyectos, o nuevos servicios dentro de tu negocio.

Ejemplo de uso para un nuevo servicio

Por ejemplo, en mi caso, como project manager digital, el tema de documentación de procesos, organización de documentación, etc. se me daba muy bien y es algo que, formando parte del equipo de de otros negocios, hacía. 

Vemos el título de toma de decisiones y la imagen con los tres círculos y los tres requisitos

Y como veía que había mercado, había mucho interés en esa parte, llegué a ofrecerlo como servicio independiente, hice talleres y estuve a punto de crear un curso sobre ello, tenía la estructura del curso ya definida.

Hasta que me di cuenta de que me había dejado llevar por la vorágine, pero me faltaba un punto importante de los tres. Y es que no me gusta.

Una cosa era organizar el negocio donde iba a empezar a trabajar, porque iba a facilitar el trabajo posterior y otra era ofrecerlo como un servicio independiente.

Recuerdo una vez que pensé “por favor, que no me acepten el presupuesto, que no quiero hacerlo” y claro, ahí ya me dije “qué leches estás haciendo? Si no quieres hacerlo, pues no lo ofrezcas”.

Y no es que te tengan que encantar absolutamente todas las tareas que hagas, pero es que esto me estaba generando ansiedad. Porque hacer algo que no te gusta lo puedes hacer un tiempo, pero al final te quemas, como ya he dicho. 

Por supuesto dejé de ofrecerlo y, como ya no trabajo dentro de otros negocios, pues lo hago sólo para mí o, como mucho, lo hablamos en algunas consultorías, pero no lo implemento.

Ejemplo de uso para un nuevo proyecto

En cuanto a proyectos pues, como ejemplo, este podcast mismo. En este caso, el mercado ya no es que lo compren, es que haya gente que lo quiera escuchar. O, lo de que me guste, como he comentado antes, es algo importante para mí porque forma parte de una estrategia que está totalmente alineada conmigo. No soy una gran habladora, pero disfruto preparando las entrevistas o los episodios como este, en los que solo estoy yo. 

Por último, ¿se me da bien?  Pues quizás no lo tendría que decir yo, pero creo que se me da bien escribir mis guiones, investigar a los invitados para poder preparar la entrevista y la parte más técnica, para subirlo a las plataformas y a la web. 

Entrevistar, no se me da tan bien, porque estoy pensando al mismo tiempo en lo que quería preguntar después y en lo que acaba de decir el invitado, por si quiero comentar algo o preguntar algo en relación a lo que ha dicho. A muchos introvertidos nos pasa que no se nos da demasiado bien improvisar… Pero en este caso confío en que mejore con la práctica.

Obviamente, que se te de bien algo, en general, no quiere decir que todas las tareas individuales se te den estupendamente.

¿Qué pasa si quieres reinventarte?

Y si hablamos de reinvención, de pasar de cuenta ajena a emprender, y además cambiar totalmente de profesión, creo que estas preguntas se quedan muy cortas, seguramente hará falta un trabajo más profundo y, para que no dure años como en mi caso, o el de Olaia o la clienta de la que te he hablado antes, quizás te vendría bien contar con ayuda.

En este caso, más que para ayudarte a decidir, posiblemente sirvan para ayudarte a descartar.

Porque si es algo totalmente nuevo, a priori no sabrás si te gusta o si se te daría bien. Aunque puedes investigar.

Por ejemplo, si buscas en google negocios digitales ideales para introvertidos, te sale diseñador web, diseñador gráfico, copywriter, trafficker, asistente virtual, etc. Básicamente te salen profesiones que puedes hacer desde casa trabajando en remoto, sin mucho contacto con gente, al menos en la ejecución de tu trabajo.

Pues bueno, puedes empezar por ahí, investigarlas e ir haciéndote preguntas. ¿Se me daría bien el diseño gráfico? Pues siempre me han dicho que se me da fatal combinar la ropa, por los colores, los estampados… Pues, aunque no hablamos de moda, si mi sentido estético es bastante malo, no sé yo si el diseño… ¿Entonces descarto también el diseño web?

Bueno, lo que pasa es que a mí la parte técnica se me da bien y me encanta, herramientas informáticas a mí… quizás pueda subcontratar la parte de diseño… ¿Y el copy? ¿En qué consiste? Investigar, persuasión, escribir. Buff, escribir no sé yo. Bueno, a ver, escribir en plan novela, no, pero igual esto, podría ser… ¿Pero me gustaría? Pues la verdad es que lo de investigar creo que me resultaría tedioso, no sé yo…

En fin, esto me he ido rayando yo sola, pero por ahí iría el tema…

Conclusión del episodio para tomar decisiones

Pero vamos, que ya te digo que si eres de los que no sabes qué hacer con tu vida, estas tres preguntas no serán suficiente. Lo siento.

Pero si tienes una cierta claridad, estas tres preguntas de qué te gusta, qué se te da bien y si hay mercado, o interés, te pueden ayudar a decidir qué hacer y qué no hacer como emprendedor.

¿Prefieres escuchar el episodio en tu plataforma de podcasts favorita?

Aquí te dejo los enlaces de las plataformas más importantes. Si te gusta el episodio, no olvides dejarme una valoración positiva.

Spotify | Apple Podcasts | Ivoox | Google Podcasts

Si te gusta el Intropodcast,  comparte este episodio para que llegue a más introvertidos que son, o quieren ser, emprendedores digitales. 

Y, si quieres escuchar más episodios, pulsa en El Intropodcast.

Cris Jarque

Cris Jarque

Ingeniera introvertida reinventada en project manager digital. Ayudo a emprendedores digitales introvertidos a definir, planificar e implementar técnicamente las estrategias a seguir en sus negocios, siendo fieles a su carácter introvertido.

¿Te ha gustado el episodio? Comparte

Apúntate a la Introletter

En las Introletters, vamos en los emails que envío, cuento historias que nos sirven de aprendizaje y motivación en nuestro emprendimiento digital introvertido.

.

* También envío información de mis productos y servicios. Si te cansas de mí, te puedes dar de baja cuando quieras con un click.

Dime dónde...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la guía:

Al rellenar los datos también te estarás suscribiendo a mi lista de correo. Podrás darte de baja cuando quieras. Es más fácil que esto.

Dime dónde...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la guía:

Al dejar tus datos también te estás suscribiendo a mi lista de correo. Podrás darte de baja cuando quieras. Es más fácil que apuntarse.

Esta guía incluye:

- La mentalidad adecuada para conseguir tus objetivos.

- El camino para planificar todo tu trimestre.

- Las herramientas que te ayudarán a saber qué tienes que hacer.

- Cómo ser flexible aunque planifiques el trimestre completo.

Dime dónde...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la guía:

Al rellenar los datos también te estarás suscribiendo a mi lista de correo. Podrás darte de baja cuando quieras. Es más fácil que esto.